• Clínica dental González Franco

Consejos para cuidar tu salud bucodental en verano

Estamos en pleno verano, aquí tienes una serie de consejos para disfrutar de una salud bucodental envidiable durante la época estival.


El verano está para disfrutar, eso está claro y nadie quiere que se le amargue y mucho menos teniendo que acudir de urgencia al dentista, por eso hemos creado este post con una serie de recomendaciones para que tu salud bucodental no se resienta durante estos meses.


Y es que el verano y las vacaciones llevan consigo un cambio sustancial en nuestras rutinas habituales: somo más flexibles con los horarios, pasamos más tiempo fuera de casa, los hábitos alimenticios se modifican, nos relajamos más... y dentro de esta relajación, a veces tendemos también a relajar la higiene bucodental.


Este año, además, venimos de un largo periodo de confinamiento, debido a la crisis sanitaria del COVID-19 y parece que todos tenemos incluso más ganas de disfrutar de buenos momentos fuera de nuestro hogar, en el que tantas horas hemos pasado los últimos meses.


Pero precisamente por la aún presencia del coronavirus en nuestras vidas y los rebrotes que están surgiendo, no debemos descuidar nuestra salud en general y la salud bucodental en particular, ya que puede dar lugar a complicaciones que podemos pagar caras.


Así que sin más dilación, vamos ya con esos consejos que te ayudarán a tener una salud dental de hierro:


La hidratación, especialmente importante en verano


En verano es clave beber agua regularmente y durante todo el día, para hidratar nuestro cuerpo y también nuestra boca.


Porque recuerda, una boca deshidratada es una boca más propensa a la proliferación de bacterias y como consecuencia a la aparición de infecciones.

Hidratar la boca

Lleva una dieta equilibrada


Cuida tu alimentación durante todo el año, pero también en verano. Es cierto que es una época para relajarse y quizás no quieras pasar mucho tiempo en la cocina, pero esto no es excusa para comer mal.


Procura que en tu dieta no falten las frutas, las verduras, las legumbres, los pescados o el aceite de oliva.


Evitar el consumo excesivo de comidas precocinadas y preparadas y reducir al mínimo la ingesta de bebidas alcohólicas, son también 2 claves para una dieta sana y equilibrada.


Cuidado con las bebidas carbohidratadas


Durante el verano es común el consumo de refrescos, solos o en combinados alcohólicos y es que es cierto que este tipo de bebidas, bien fresquitas, en verano entran muy bien.


Pero cuidado con abusar de las bebidas carbonatadas ya que, por un lado, tienen un contenido en azúcar muy elevado que daña los dientes.


Por otro lado, muchas de estas bebidas son ácidas y pueden dañar el esmalte dental.


Precaución con los alimentos y bebidas muy fríos


Para aliviarnos de las elevadas temperaturas del verano, recurrir a bebidas frías y a alimentos refrigerados es uno de los remedios más empleados.


Pero ojo con someter a nuestra boca a estos cambios bruscos de temperatura, ya que puede producir sensibilidad dental, especialmente frecuente en personas con retracción de las encías o con caries no tratadas.

Sensibilidad dental

Ten cuidado al practicar deporte en verano


El deporte es salud y llevar una vida activa es una de las recomendaciones más importantes para cuidar la salud de las personas.


Dicho esto, lo cierto es que el verano, es una estación del año especialmente proclive para la realización de deportes al aire libre y estadísticamente es también la época en la que más traumatismos dentarios se producen.


De hecho, en el caso de los menores, estos traumatismos se incrementan por encima del 30% con respecto a otros meses, por lo que es uno de tips básicos de la salud bucodental infantil.


Además y en todo caso, debes de tener en cuenta también la especial situación que estamos viviendo y que hace que tengamos que tener ciertas precauciones a la hora de practicar deporte en tiempos de coronavirus.


No descuidar la higiene bucodental


Es cierto que durante el verano pasamos mucho más tiempo fuera de casa y esos cambios de rutina afectan a nuestra higiene bucodental.


Por eso, en esta época hay que intentar, al menos, cepillarse los dientes al menos 2 veces al día (lo más recomendable seria 3 veces al día) y por la noche complementar además con el uso de la seda dental o cepillo interdental y de un colutorio o enjuague bucal.


Siempre y cuando no sea posible cepillarse los dientes, se puede mascar chicle sin azúcar durante 15-20 minutos, ya que aunque el chicle nunca sustituye al cepillado, produce saliva y puede ayudar a mantener a raya a las bacterias que se forman en la boca cuando comemos.


Lava tus manos antes del cepillado


Lavarse las manos antes de utilizar el cepillo de dientes es una recomendación básica para cuidar nuestra salud bucodental siempre, pero ahora y más que nunca para protegernos del COVID-19.


También es recomendable, después de lavarse los dientes, desinfectar el cepillo (puedes usar el propio colutorio), enjuagarlo y mantenerlo protegido con su correspondiente capuchón y separado de otros cepillos de dientes.


Si sigues estas recomendaciones que te damos, disfrutarás del verano sin descuidar tu salud bucodental.


En todo caso si tienes cualquier duda al respecto, contacta con nosotros, desde tu clínica dental en León te escuchamos y cuidamos de tu sonrisa.

© Clínica dental González Franco, Número de registro sanitario:  24- C251-0128

Avda. Padre Isla 44, 24002 León  

987 24 03 65

  • White Facebook Icon
  • Instagram