• Clínica dental González Franco

Todo lo que necesitas saber sobre las fisuras dentales

Las fisuras dentales se han convertido en los últimos años en uno de los motivos más recurrentes de consulta en las clínicas dentales. Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ellas.


Y la primera pregunta que seguramente te estés haciendo es ¿Qué es una fisura dental?.


Pues una fisura dental es una pequeña grieta que se produce en la superficie del diente. Y esto es importante recalcarlo, la mayoría de las veces las fisuras se producen solo a nivel del esmalte dental.


Su aspecto es como el de una grieta y muchas veces pasan desapercibidas porque de inicio no suelen producir ninguna sintomatología.

buscar-fisuras
Dentista

¿Por qué se producen las fisuras dentales?


El origen de la fisuras dentales puedes ser diverso, pero fundamentalmente podemos hablar de 4 causas principales:


Masticación

La causa más habitual de las fisuras es por la masticación, si se piensa algo normal, ya que es una acción que realizamos varias veces al día.


Se puede producir perfectamente en dientes sanos, al masticar algún alimento especialmente duro como un caramelo, hielo, algún fruto seco...


Aunque muchas veces se produce en piezas dentales que han sufrido una endodoncia (desprovistas de su nervio), ya que en estos casos la dentina se deshidrata y el diente se debilita.

Traumatismo

Los traumatismos en la boca por algún golpe, accidente o caída, son también bastante frecuentes y en ocasiones suelen acabar con la pérdida o fractura del diente.


Sin embargo, otras veces, el traumatismo no llega a provocar esa fractura y todo queda en una fisura.

Temperatura

Los cambios bruscos de temperatura en la boca pueden provocar ocasionalmente una fisura en alguna de las piezas dentales.


Por ejemplo si estamos comiendo algo caliente y nos ponemos a beber una bebida muy fría en un momento determinado.

Bruxismo

Y por ultimo, otra de las causas más frecuentes de las fisuras dentales es el bruxismo, esa enfermedad silenciosa de la que ya os hemos hablado en este blog.


Y es que ese rechinar de dientes, esa fricción continua, desgasta la superficie del diente, lo que lo hace más vulnerable a las fisuras.


Además, la propia presión que se produce entre las piezas dentales característica del bruxismo, puede generar una fisura dental por si misma.


Tipos de fisuras dentales


Las fisuras dentales puedes ser de diferentes tipos y una primera clasificación que podríamos hacer de estas, es por la superficie afectada. Así tenemos:


Fisuras superficiales


Son las más comunes y de las que hablábamos al principio de este post, ya que afectan solo al esmalte dental.


Generalmente no provocan ningún tipo de molestia, pero en todo caso si que se deben sellar en cuanto se detectan para evitar problemas mayores.


Fisuras profundas


Las fisuras profundas, como su propio nombre indica, profundizan más allá de esa capa externa del diente, más allá del esmalte.


Al adentrarse en la dentina, si que suelen pueden producir dolor y cuando llegan al nervio se requiere una endodoncia para salvar la pieza dental.


Cuando la fisura dental es tan grande que llega hasta la línea de las encías, es casi inevitable la extracción del diente.

fisura-dental
Fisura dental profunda

Otra clasificación que se puede hacer de las fisuras dentales es por su forma, lo que influye en su tratamiento y así podemos hablar de fisuras horizontales, verticales y oblicuas.


Síntomas de las fisuras dentales


Como ya os hemos explicado, cuando una fisura dental es superficial y solo afecta al esmalte, no suele provocar síntoma alguno, más allá de que se pueda percibir una pequeña grieta.


La realidad es que los síntomas varían en función de la profundidad y del tamaño de la fisura, pero en general los mas comunes son estos:

  • Dolor que aparece y desaparece

  • Dolor al morder o masticar

  • Aumento de la sensibilidad ante el calor, el frío o alimentos dulces

  • Inflamación de las encías

Lo más importante es que ante cualquiera de estos síntomas acudas a tu dentista para que lo evalúe y te de el diagnóstico correcto.


Tratamiento y prevención


El tratamiento de las fisuras dentales dependerá fundamentalmente de su tamaño y extensión, así como su localización.


En el caso de fisuras superficiales, el tratamiento consiste en rellenarlas y fijarlas a través de resinas o cementos biosintéticos.


Cuando la fisura es más profunda y se extienda hacia la pulpa dental y la raíz del diente lo más recomendable es realizar un tratamiento endodóntico.


En los casos mas graves cuando la raíz y el nervio estén muy afectados o cuando la fisura se extiende hasta la líneas del las encías, la única opción puede ser la extracción.


Pero como se suele decir, es mejor prevenir que curar, así que alguna recomendaciones en este sentido son:

  • Usar protectores bucales si se practica algún deporte de contacto.

  • Utilizar por la noche una férula de descarga si se padece de bruxismo.

  • Tener precaución a la hora de morder alimentos especialmente duros.

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura en nuestra boca.

Esperamos que este post sobre las fisuras dentales os haya gustado y sobre todo os haya servido para conocer un poco más este problema dental tan habitual.


En todo caso y como siempre os recordamos, ante cualquier duda, desde vuestra clínica dental en León estamos para ayudaros.

28 views0 comments

Recent Posts

See All