• Clínica dental González Franco

La limpieza interproximal, clave en la higiene bucodental

La limpieza interproximal o limpieza interdental suele ser la gran olvidada dentro de nuestra rutina diaria de higiene bucodental.


Y es que cuando sólo utilizamos el cepillo de dientes y la pasta dentífrica, apenas llegamos al 60% de la superficie dental.


Esa parte de la superficie de los dientes a la que no podemos acceder con nuestro cepillo de dientes convencional es el espacio interdental, esto es, el que se encuentra entre los dientes.


En esta zona se acumula la placa y las bacterias y su limpieza es clave para mantener unos dientes sanos y para evitar ciertas enfermedades.


Sobre el biofilm oral y la placa dental


Cuando hablamos de biofilm oral, nos referimos a comunidades de bacterias que se encuentran en la saliva flotando en una fase líquida, pero que al encontrarse con una superficie dura como los dientes, forman una película gelatinosa adherente. Esto es lo que conocemos como placa dental.


La placa dental no deja de ser una nociva capa de bacterias para nuestros dientes, actuando de forma continua sobre estos.


Estas bacterias reaccionan con los alimentos y bebidas que ingerimos, dando lugar a ácidos que atacan y debilitan el esmalte, la capa protectora de nuestros dientes.


En un principio esta placa dental es blanda y fácilmente eliminable con una buena higiene dental, pero si no se retira, se convierte en sarro, mucho más duro y dañino tanto para las encías como para los propios dientes.


De ahí que debamos practicar a diario una buena higiene bucodental y eso pasa también por la limpieza interproximal.

placa-dental
Placa dental

La importancia de la limpieza interproximal


Resulta clave saber identificar correctamente el área interproximal para completar una adecuada higiene bucodental.


El área interproximal o área interdental se localiza en el espacio existente entre la encía y el punto de contacto de dos dientes.


Se trata de zonas de acceso complicado, aunque los dientes se encuentren en una posición correcta, por lo que es frecuente la aparición y la acumulación del biofilm oral en estas.


Esta acumulación de placa dental, puede derivar en diversas patologías de mayor o menor gravedad, pero que en todo caso son evitables.


Por ejemplo, está demostrado que la placa dental es la principal causante de la inflamación de las encías que puede llegar a complicarse con la aparición de enfermedades como la gingivitis o la periodontitis.


De la misma forma, son cada vez mas frecuentes las caries interproximales, más problemáticas porque suelen afectar a los dos dientes y que además progresan bastante rápido porque en esta zona la estructura del diente es más fina que la de masticación.


También hay estudios que indican que en torno al 60% de los casos de halitosis tienen su origen en la acumulación de biofilm en la zona interproximal.


Para evitar todos estos problemas lo mejor es llevar a diario una correcta higiene bucal en la cual, la limpieza interdental es esencial.


Instrumentos para la limpieza interproximal


Antes de nada, es importante señalar que cualquier método de limpieza interproximal está limitado en su efectividad al propio compromiso de la persona los utilice y a su uso correcto.


Además, no todos los instrumentos de limpieza interproximal son aptos para todo tipo de personas o para todo tipos de dientes.


En cualquier caso estos son las más habituales:


Seda y cinta dental


La seda y cinta dental están indicadas para la eliminación del biofilm oral que se acumula en espacios interproximales estrechos, siendo los métodos más comunes, ya que se pueden utilizar en todos los casos.


Su utilidad está demostrada, pudiendo llegar a eliminar por encima del 80% del biofilm oral proximal e incluso llegando al subgingival


Luego existen diferentes modelos de seda y cinta dental en función de las necesidades o preferencias de la persona, ya sean con o sin cera, suave o con flúor y menta por ejemplo.

seda-dental
Seda dental

Cepillos interproximales


Los cepillos interproximales están indicados para la limpieza de espacios interproximales más amplios o abiertos, así como en la limpieza de los premolares y molares.


También son muy útiles en casos en los que la papila ha retrocedido y por lo tanto aparece un área sin encía más grande y accesible.


Irrigadores dentales


Muy de moda se han puesto últimamente los irrigadores dentales, que se basan en la aplicación directa de un chorro pulsátil de agua u otra solución.


Resultan realmente eficaces para la eliminación del biofilm depositado en la superficie de dientes, en el borde de las encías, en los espacios interproximales yen general en todos los lugares de difícil acceso.


Están especialmente indicados para personas que puedan tener ciertas dificultades para realizar la limpieza interproximal, como personas que porten ortodoncias.


También son instrumentos complementarios que facilitan la limpieza interdental los aplicadores de seda o los enhebradores dentales.


Esperamos que este post os haya gustado y sobre todo os haya sido de utilidad. En cualquier caso, ya sabéis que si tenéis alguna duda al respecto, desde vuestra clínica dental en León estamos para ayudaros.

13 views0 comments

Recent Posts

See All