• Clínica dental González Franco

¿Para qué sirven los irrigadores dentales?

Los irrigadores dentales se han puesto de moda en los últimos meses como un complemento en la higiene bucodental, pero... ¿Qué sabemos realmente de ellos?


Los irrigadores dentales se han convertido de un tiempo a esta parte en instrumentos habituales de la rutina de higiene bucodental de muchas personas.


Quizás tu seas uno de sus usuarios o quizás aún no, pero a buen seguro que has oído hablar de ellos y puede que te estés planteando comprarte uno.


Si estás en este caso, en este post vamos a intentar ayudarte solventando todas las dudas que puedas tener sobre su utilidad, funcionamiento, ventajas o sobre los mejores modelos que puedes encontrar en el mercado.


Comenzamos...


¿Qué es y para que se usa un irrigador dental?


La primera pregunta es bastante obvia: ¿Qué es un irrigador dental? Un irrigador dental es un instrumento de limpieza bucodental que funciona gracias a la emisión de un chorro de agua a presión que permite la limpieza interdental y de las encías.


En realidad es una versión, mucho más sencilla, de uno de los aparatos que utilizamos los dentistas en la limpieza bucal, aunque su funcionamiento es muy similar.


Y la segunda pregunta que nos podemos hacer es: ¿Para que se usa el irrigador dental? La principal función de esta herramienta de higiene es la de eliminar de forma efectiva y segura la placa bacteriana de aquellas zonas a las que no se puede llegar con el cepillo de dientes.


Por lo tanto, tenemos que tener claro que el irrigador dental es un complemento del cepillado de dientes, pero en ningún caso se puede considerar como un sustitutivo de este.


¿Cómo usar un irrigador dental?


Lo primero que deberías de hacer, como con cualquier aparato electrónico, es echar un vistazo a las instrucciones del fabricante para que tengas claro su funcionamiento y entonces ya sí y para sacarle el máximo partido deberías de seguir los siguientes pasos:


  1. En primer lugar cepilla tus dientes durante al menos 2 minutos.

  2. Continúa la limpieza interdental y bajo la línea de las encías con el hilo o seda dental o con cepillos interproximales, si así fuera necesario.

  3. Rellena del depósito del irrigador con agua y ajusta la presión de forma adecuada para no dañar el esmalte o las encías.

  4. Enciende el irrigador y dirige el chorro de agua entre los dientes y a lo largo de las encías. Hazlo con la boca cerrada y así evitarás salpicarte.

  5. Completa tu higiene bucodental con un enjuague o colutorio

  6. Limpia y seca tanto la boquilla del irrigador como el depósito tras su uso.

Cuando acabes notarás tu boca 100% limpia y fresca.

Irrigador Dental

¿Cuándo usar irrigador dental?

Partiendo de la base de que se trata de una herramienta que complementa y mejora la higiene bucodental diaria, podemos decir que está recomendado para todo el mundo.


No obstante hay algunos casos en los que no solo es bueno usar irrigador dental, sino que puede llegar a ser necesario. Hablamos por ejemplo de estos casos:


  • Personas con ortodoncia: Para quienes llevan ortodoncia y fundamentalmente ortodoncia fija (los conocidos blackets), el irrigador dental facilita en gran medida la higiene y evita la acumulación de bacterias.

  • Personas con implantes dentales: La higiene es especialmente trascendente en los pacientes con implantes dentales, de cara a evitar enfermedades e infecciones y ahí es donde el irrigador dental puede jugar un papel clave.

  • Personas que sufren la enfermedad periodontal: Aquellos que sufren periodontitis o son propensos a sufrirla notarán los beneficios del irrigador dental, ya que ofrece una limpieza profunda protegiendo las encías.

  • Personas con hipersensibilidad: La sensibilidad dental afecta a entre el 25 y 30% de la población adulta. En este tipo de pacientes el uso del hilo dental puede resultar muy molesto y el irrigador se convierte en un sustitutivo ideal.


Los mejores irrigadores dentales del mercado


Y llegados a este punto, cuanto ya sabes de las bondades de los irrigadores dentales y tienes claro que quieres uno, la siguiente pregunta que puede que te hagas será posiblemente ¿Cuál es el mejor irrigador dental del mercado?


Pues la verdad es que, como indicamos antes, este tipo de aparatos se han vuelto bastante populares en los últimos tiempos, por lo que los fabricantes se han puesto las pilas y tenemos bastante donde elegir.


Basándose en el último estudio realizado por la OCU y en las valoraciones de los usuarios en el marketplace más importante del mundo como es Amazon, estos son los 5 mejores irrigadores dentales que te puedes comprar:


Número 5 - Irrigador Bucal Apiker


Irrigador dental con 8 boquillas multifuncionales, capacidad de 600 ml, 10 ajustes de presión del agua y aprobado por la FDA.


Destaca por su gran potencia, aunque la calidad de los materiales difiere bastante de otros modelos de gama más alta.


Con un precio que ronda los 40 € es, en todo caso, un modelo ideal para aquellos que quieren un buen irrigador dental pero sin gastarse mucho dinero.


Número 4 - Irrigador Bucal Oral-B Waterjet


Irrigador dental de la prestigiosa marca Oral-B, lo que ya es una garantía, con el sistema de limpieza "waterjet" y 4 cabezales de recambio.


Quizás su punto débil sea este último, el de sólo contar con 4 cabezales de recambio muy generales y faltando alguno para usos más específicos.


Ideal para personas con las encías sensibles, el es número 1 en ventas en Amazon, donde puedes adquirirlo por unos 75 €.


Número 3 - Irrigador Waterpik WP-100

Ahora mismo Waterpik es la marca número uno en irrigadores dentales y este modelo lleva ya varios años funcionando muy bien y con millones de usuarios en todo el mundo.


Irrigador de gran potencia, con deposito de 651 ml y 6 cabezales: 3 de uso general y 3 especiales (uno de ellos para la lengua).


Cuenta con un modo silenciosos y eso sí, para adquirir este modelo tendrás que gastarte por encima de los 100 €.


Número 2 - Irrigador Panasonic EW1611W503

Irrigador bucal eléctrico con 10 niveles de potencia, depósito de gran tamaño y un diseño ultra-compacto.


Se diferencia del resto de irrigadores porque incluye la tecnología ultrasónica en la boquilla para una limpieza aún más eficaz.


Si quieres un modelo fiable y compacto, esta es tu elección y en cuanto al precio ronda los 90 €.

Irrigador Panasonic

Número 1 - Irrigador Waterpik WP-660EU Aquarius


Y en el número uno, también de la marca Waterpik, teemos este modelo con un depósito de 650 ml y hasta 7 cabezales: 3 generales y 4 para usos más específicos.


Se trata de un modelo muy potente y eficaz y donde destaca la calidad de sus materiales, lo que nos asegura una mayor durabilidad.


En lo referente al precio, lo puedes encontrar desde los 90 a los 100 €.


Esperamos que os haya gustado este post y sobre todo os haya sido de utilidad si estáis pensado en comprar un irrigador dental. En todo caso, si tienes mas dudas, desde tu clínica dental en León estamos para ayudarte ;)


#cuidamosdetusonrisa #clínicadentalenLeón


Recent Posts

See All

© Clínica dental González Franco, Número de registro sanitario:  24- C251-0128

Avda. Padre Isla 44, 24002 León  

987 24 03 65

  • White Facebook Icon
  • Instagram