top of page
  • Clínica dental González Franco

Los peligros de la Navidad para tus dientes

La Navidad está a la vuelta de la esquina y sin duda es una época para disfrutar, pero ojo, relacionada con la salud bucodental puede entrañar algunos peligros.


Y es que en estas fechas ya sea por la climatología invernal en la que estamos, por las celebraciones con amigos y familiares o por el tipo de alimentación. algo diferente a lo habitual que llevamos, lo cierto es que sí, nuestros dientes están más expuestos a daños potenciales.


Así que, si no quieres que se te amarguen las fiestas o empezar el año nuevo con una visita de urgencia a tu dentista, toma buena nota de estas recomendaciones relacionadas con los peligros de la navidad para tus dientes y encías.


Alimentos que ponen en riesgo tu salud bucodental


Si hay algo característico de las comidas y cenas navideñas son los dulces típicos de estas fechas.


Turrones, polvorones, mantecados, mazapanes... o el roscón de reyes, sin duda deliciosos y muy apetecibles, pero también peligrosos para tu salud bucodental.


En primer lugar por la gran cantidad de azúcar que contienen, lo que les convierte en grandes aliados de las caries.


En segundo lugar porque son alimentos que por su composición, se pegan con facilidad a nuestros dientes y se incrustan entre los espacios interdentales, por lo que si no llevamos una adecuada higiene después de ingerirlos el riesgo de caries se multiplica.


Además, las personas que llevan ortodoncia deben tener especial cuidado con el consumo de estos alimentos, ya que pueden provocar la inflamación de las encías.


Pero tu salud bucodental no solo corre riesgo en Navidad por el azúcar y composición de estos dulces, alimentos duros como el turrón, los frutos secos o el marisco, pueden provocar roturas o fisuras dentales, especialmente si llevas empastes o carillas.

comer-marisco
Comer marisco

No te vamos a decir que no disfrutes consumiendo estos alimentos en Navidad, ni mucho menos, pero hazlo con precaución.


La bebida también es un factor de riesgo


Y si en Navidad comemos más y de una forma diferente a otras épocas del año, que decir de la bebida.


Estamos en una época de volver a ver a nuestros seres queridos y quien más quién menos brinda por estos reencuentros.


Que si las cañas con los amigos, el vino que acompaña a las comidas y cenas especiales, el cava para brindar en la sobremesa, las copas cuando salimos de fiesta....


Si hay algo que tienen en común todas estas bebidas es la acidez, que daña el esmalte de nuestros dientes y lo hace más proclive a sufrir caries o sensibilidad dental.


Pero es que además, bebidas como el vino tinto o el café pueden teñir y oscurecer el color natural de los dientes.


Descuidar la higiene bucodental


Otro de los peligros de la Navidad para nuestros dientes, está relacionado con la relajación y el ocio asociado a estas fechas.


Estamos ante unos días en los que se alteran nuestros horarios y rutinas habituales, como la de mantener una adecuada higiene dental.


Se come mucho entre horas y frecuentemente fuera de casa, lo que dificulta el recomendable cepillado de dientes después de cada comida.


Además, a la hora de realizar esta higiene, en muchas ocasiones ésta se hace deprisa y sin la atención adecuada.


No cepillamos los dientes los 2 minutos que se recomienda, nos olvidamos de la higiene interdental o incluso pensamos que un enjuague puede sustituir al cepillado.


El resultado es una higiene bucodental deficiente, que unida al tipo de alimentación más potencialmente dañina como ya hemos visto, supone un riesgo real para nuestros dientes y encías.


Traumatismos dentales


Otra de las principales causas que nos llevan a las urgencias del dentista en estas fechas son los traumatismos dentales.


Un traumatismo dental no es otra cosa sino una lesión en una o varias piezas dentales como consecuencia de un fuerte impacto.


Como consecuencia, el diente se puede aflojar o cambiar de posición, se puede producir una fractura o fisura dental o, en el peor de los casos, puede haber una caída de la pieza dental.


Las principales causas de los traumatismos dentales son: golpes por la práctica de alguna actividad deportiva, caídas accidentales o masticación de alimentos duros.


Si pensamos en estas causas, es fácil comprender por qué en Navidad se producen muchos traumatismos dentales.


Como ya indicamos anteriormente, en esta época consumimos alimentos duros como el turrón, el marisco o frutos secos.


Pero también es frecuente en esta época la realización de actividades deportivas como el patinaje sobre hielo o el esquí, donde las caídas son frecuentes y puede producirse ese traumatismo dental.

patinaje-hielo
Patinar en hielo

Y relacionado con la climatología invernal, la nieve y el frío, provocan que muchas veces las calles se conviertan en auténticas pistas de hielo, donde podemos resbalar y con mala suerte, dañar nuestra dentadura.


Como veis los peligros de la Navidad para la salud bucodental están ahí, así que te recomendamos mucha precaución, no descuidar tu higiene bucodental y ante cualquier problema en tus dientes o encías acudir a tu dentista de inmediato y no dejarlo hasta que pasen las fiestas, ya que puede agravarse el daño.


Y si tienes dudas, como siempre desde tu clínica dental en León estamos para ayudarte, no dudes en contactar con nosotros.

12 views0 comments
bottom of page