• Clínica dental González Franco

La pulpitis dental: causas y tratamiento

¿Sientes dolor en alguno de tus dientes o muelas? Puede que sufras de pulpitis dental. Te explicamos en que consiste, su origen y tratamiento.


Una de las expresiones populares que más se ajusta a la realidad es la de "ser peor que un dolor de muelas" y es que pocos dolores son tan molestos como este.


Si te duele o molesta un diente que aparentemente está sano, es bastante probable que sufras de pulpitis dental.


A lo largo de este post te explicaremos que es la pulpitis, por qué se produce y como podemos tratarla.


¿Qué es la pulpitis dental?


La pulpitis dental se puede definir como la inflamación dolorosa de la pulpa dental o nervio del diente.


Recordemos que, como ya explicamos en un post anterior de este mismo blog sobre la anatomía del diente, la pulpa dental es el tejido blando del diente en donde se insertan los nervios y vasos sanguíneos.

anatomia-diente
Anatomía del diente

La pulpitis se puede sufrir en una o varias piezas dentales y se produce cuando las bacterias invaden la pulpa del diente, provocando su hinchazón.


La pulpitis dental se puede manifestar de 2 formas diferentes: reversible e irreversible.


Pulpitis reversible


En la pulpitis reversible la inflamación es leve y el dolor asociado se produce normalmente por un estímulo, como puede ser algo frío, caliente o dulce al diente, cesando posteriormente.


La pulpitis reversible produce una inflamación limitada y la pulpa no está demasiado dañada por lo que con un empaste u obturación del diente suele ser suficiente para solucionar el problema.


Pulpitis irreversible


La pulpitis irreversible se produce cuando la inflamación es más severa y el dolor es persistente y continuo.


En la pulpitis irreversible la inflamación afecta al revestimiento rígido de la dentina, comprometiendo la circulación y pudiendo provocar que la pulpa se necrose.


La pulpitis irreversible también puede provocar un tipo de infección llamada absceso periapical que se desarrolla en la raíz del diente, provocando la formación de una bolsa de pus.


Si esta infección no se trata a tiempo puede extenderse a otras partes, como los senos nasales o el hueso alveolar..


Causas de la pulpitis dental


Las causas que pueden provocar la inflamación de la pulpa dental son bastante diversas, siendo las más comunes estas:


  • Caries dental: Cuando la caries es profunda, puede llegar a la pulpa y producir su inflamación.

  • Enfermedad periodontal: Las patologías periodontales pueden también provocar, entre otros efectos, pulpitis dental.

  • Erosión dental: La cual suele tener su origen en el bruxismo o una mal-posición dental.

  • Fisuras o fracturas dentales: Ante un golpe, traumatismo, por morder algo muy duro... se puede producir una fisura o fractura dental que exponga la pulpa.

  • Abrasión dental: Que suele estar provocada por factores físicos (cepillado agresivo por ejemplo) o químicos (los ácidos del estómago o una alimentación inadecuada).


pulpitis-caries
Pulpitis por caries

Conocer estas causas es clave para prevenir la pulpitis y para realizar, llegado el caso, un tratamiento adecuado.


Síntomas y tratamiento


Los principales síntomas de la pulpitis dental incluyen:


  • Inflamación

  • Sensibilidad a los alimentos o bebidas fríos y calientes

  • Sensibilidad a los alimentos o bebidas dulces

  • Dolor persistente

  • Fiebre

  • Ganglios linfáticos inflamados

  • Mal aliento


De todos estos, los 4 últimos síntomas serían más característicos de la pulpitis irreversible.


En cuanto al tratamiento, en el caso de la pulpitis reversible, el tratamiento de la causa de la inflamación soluciona el problema de manera inmediata.


Por ejemplo, en el caso más común como es el de la caries, una vez eliminada el área cariada y restaurada, la pulpitis desaparece.


Sin embargo, cuando la pulpitis es irreversible, suele ser necesario eliminar el nervio de la pieza dental afectada.


El tratamiento más conservador, pero permitirá salvar el diente es la endodoncia.


La primera parte de la endodoncia es realizar una pulpectomía que consiste en la extracción de la pulpa, dejando el resto del diente intacto.


Una vez extraída la pulpa, el área hueca dentro del diente que esta ocupaba se desinfecta y se rellena, sellando el diente


Sin embargo, cuando este tratamiento no es suficiente por la situación de la pieza dental, puede ser necesario extraer todo el diente.


Esperamos que este post os haya servido para conocer un poco más en que consiste la pulpitis y en todo caso si tenéis dudas, desde vuestra clínica dental en León os atenderemos encantados.


21 views0 comments

Recent Posts

See All