• Clínica dental González Franco

El cuidado de los dientes en el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres pueden ser más proclives a sufrir determinados problemas de salud, algunos de ellos relacionados con los dientes.


Y es que cuando una mujer se queda embarazada, se producen en ella importantes cambios a todos los niveles: tanto a nivel físico, como químico y en el psicológico.


Relacionado con la salud bucodental, el embarazo puede hacer a la mujer más susceptible de padecer algunas enfermedades como la gingivitis o la caries.


Por suerte, el viejo dicho popular de que cada embarazo cuesta un diente no se suele cumplir a poco que se tomen ciertas precauciones.


Hoy os hablamos sobre el necesario cuidado de los dientes en el embarazo.

mujer-embarazada
Mujer embarazada

Principales problemas dentales durante el embarazo


Gingivitis


Se estima que más de la mitad de las mujeres gestantes se ven afectadas por la gingivitis, especialmente a partir del tercer mes de embarazo.


La gingivitis es una enfermedad cuyo principal síntoma es la inflamación de las encías que se acompaña de un enrojecimiento y mayor sensibilidad de estas, además de una tendencia al sangrado espontáneo o en situaciones tan rutinarias como masticar o cepillarse los dientes.


La mujeres que ya padecían gingivitis antes, se les acentúa durante el embarazo, aunque la realidad es que es muy frecuente incluso en mujeres que nunca han padecido esta enfermedad y por eso recibe el nombre específico de gingivitis del embarazo.


La razón es que durante el embarazo se produce un incremento en la producción de las hormonas llamadas prolactina y estrógenos, las cuales provocan cambios estructurales en el organismo y, específicamente, en los tejidos de la boca.


En estos tejidos se incrementa la irrigación sanguínea así como la propensión a su inflamación.


Además, diversas investigaciones asocian la enfermedad periodontal con un mayor riesgo de que se adelante el parto e incluso llegar a causar un aborto espontáneo en situaciones en las cuales la infección de las encías pueda extenderse.


Caries


La caries dental no es un problema ni mucho menos exclusivo de las mujeres embarazadas y de hecho la caries afecta al 95% de la población adulta en algún momento de su vida.


Pero lo cierto es que el propio embarazo puede ser un factor que incremente el riesgo de sufrir esta enfermedad dental.


La razón estaría en el cambio que se produce en la flora bacteriana de la boca de la mujer durante esta etapa.


Además hay que tener también en cuenta que las mujeres embarazadas tienden a tener una mayor apetencia por alimentos ricos en hidratos de carbono y especialmente por los dulces lo que incrementa el riesgo de sufrir caries.


Erosión del esmalte dental


Otro de los problemas en la salud bucodental a los que se enfrentan las mujeres durante el embarazo es al posible desgaste y erosión del esmalte dental.


El origen de este problema estaría en las habituales náuseas y vómitos durante la época de gestación, algo que sucede a en torno el 75-80% de las embarazadas y especialmente en los 3 primeros meses del embarazo.


Y es precisamente el ácido del vómito el que puede causar la erosión esmalte, además de llagas en la boca, especialmente si es muy recurrente.


Consejos para cuidar los dientes en el embarazo


Como ves, el embarazo puede poner en riesgo tu salud bucodental, pero por suerte, siguiendo algunas pautas muy sencillas, evitarás grandes problemas. ¡Toma nota!


Extremar la higiene bucodental


Cambios hormonales que afectan directamente a dientes y encías, mayor ingesta de azúcares por las embarazadas, el efecto del ácido sobre el esmalte dental... con todos estos factores, creo que queda claro la necesidad de extremar los cuidados dentales en el embarazo y esto pasa en buena medida por una higiene bucodental adecuada.


El cepillado de los dientes después de cada comida es clave, sin olvidarse de usar el hilo o la seda dental y el enjuague bucal.


También después de vomitar es importante cepillar los dientes y enjuagarse la boca para evitar ese efecto dañino del ácido en el esmalte.


Además de evitar las caries, una limpieza bucodental en profundidad eliminará la placa bacteriana que es la causante de la gingivitis.


En cuanto al dentífrico, es mejor usar uno que contenga flúor, ya que es antibacteriano y ayuda a reforzar el esmalte dental.


Una dieta equilibrada


Que durante el embarazo tener una buena alimentación es clave para cuidar la salud tanto de la madre como del bebé, sobra decirlo, pero también ayuda a evitar problemas en la salud bucodental.


Así, por ejemplo y pensando en evitar la gingivitis. consumir frutas ricas en vitamina C como el kiwi, la granada, fresas o cítricos, ayuda a estimular la inmunidad en el organismo, fortaleciendo los vasos sanguíneos y ayudando a incrementar la producción de colágeno.

vitamina-c
Vitamina C

También es importante el consumo de alimentos ricos en Omega 3, como el pescado azul, las nueces, las almendras o algunas semillas (como las de chia, sésamo o lino), ya que ayudan a reducir la inflamación de las encías.


En cuanto a las caries, la ingesta de alimentos dulces debe limitarse, ya que estos se convierten en ácidos que atacan directamente a nuestros dientes y favorecen la aparición de estas.


También relacionado con la caries y la erosión o desmineralización del esmalte, es muy importante consumir alimentos ricos en fósforo, flúor y vitamina D, pues ayudan a fijar el calcio en los dientes y a fortalecer el esmalte.


La vitamina D se encuentra especialmente en la leche y derivados lácteos, siendo recomendable consumir 4 raciones al día.


El fósforo se encuentra en alimentos como el salmón, el huevo, la carne o las uvas pasas. Mientras que el flúor aparece en pescados como la sardina, el salmón y el bacalao, en el marisco, en la carne de pollo y en verduras como la lechuga o las espinacas entre otros.


Visitar a tu dentista


Y finalmente no debes de olvidarte de tus visitas periódicas al dentista, ya sabes que lo recomendable es acudir al menos 2 veces al año.


Visitar al odontólogo justo al comienzo del embarazo es importante de cara a que realice un revisión completa y ya de paso para realizar una limpieza dental si es que no te has realizado una hace poco, para eliminar la placa bacteriana y el sarro.


Luego sería aconsejable repetir la visita ya en el segundo trimestre de embarazo y en cualquier momento si se detecta cualquier problema en nuestros dientes o encías.


¿Estás embarazada y tienes dudas relacionadas con tu salud bucodental? No te preocupes, desde tu clínica dental en León estamos para ayudarte.



14 views0 comments