top of page
  • Writer's pictureClínica dental González Franco

La alveolitis: qué es y como tratarla

La salud bucodental abarca una serie de problemas que pueden surgir tras ciertos tratamientos dentales.


Uno de los más comunes es la alveolitis, una complicación que puede ocurrir después de una extracción dental.


En este artículo, exploraremos en profundidad qué es la alveolitis, sus tipos, causas y cómo tratarla eficazmente.


¿Qué es la alveolitis?


La alveolitis, también conocida como alveolitis seca o dry socket, es una afección dolorosa que se presenta cuando el coágulo de sangre que se forma en el sitio de una extracción dental se desplaza o se disuelve antes de que la herida haya sanado.


Este coágulo es crucial para la protección del hueso y los nervios subyacentes y para la correcta cicatrización del alveolo dental, el hueco en el hueso donde estaba el diente.


La ausencia del coágulo puede exponer el hueso y los nervios, lo que provoca un dolor intenso y, a menudo, una infección.

alveolitis
Alveolitis

Tipos de alveolitis


Existen principalmente dos tipos de alveolitis:


Alveolitis seca


La alveolitis seca es la más común y dolorosa. Ocurre cuando el coágulo de sangre se pierde o se disuelve antes de que la herida tenga la oportunidad de cicatrizar adecuadamente.

Esto deja el hueso y los nervios expuestos, lo que causa un dolor severo que puede irradiar hacia el oído y otras áreas del rostro.


Alveolitis húmeda


La alveolitis húmeda es menos común y se caracteriza por la presencia de una infección en el sitio de la extracción.


En este caso, aunque el coágulo de sangre puede estar presente, la herida se infecta, lo que provoca inflamación, dolor y una posible secreción de pus.


Causas de la alveolitis


Las causas de la alveolitis son variadas y pueden estar relacionadas con diferentes factores, entre ellos:


Factores quirúrgicos


Las extracciones complicadas o traumáticas, especialmente las de las muelas del juicio, pueden aumentar el riesgo de desarrollar alveolitis.


La manipulación excesiva del área durante la cirugía puede dañar el coágulo de sangre.


Higiene bucal


Una higiene bucal inadecuada después de la extracción puede contribuir a la aparición de alveolitis.


Es crucial seguir las instrucciones del dentista sobre cómo limpiar la zona afectada sin perturbar el coágulo.


Fumar


Fumar es un factor de riesgo en enfermedades de todo tipo, fundamentalmente cardiacas y respiratorias, pero también lo es para la salud bucodental y en concreto para el desarrollo de alveolitis.


Las sustancias químicas presentes en el humo del tabaco pueden interferir con la cicatrización y afectar la formación y estabilidad del coágulo de sangre.

riesgo-fumar
Riego de fumar

Uso de anticonceptivos orales


Las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen un mayor riesgo de alveolitis debido a los niveles elevados de estrógenos, que pueden afectar la coagulación sanguínea y la cicatrización.


Tratamiento de la alveolitis


El tratamiento de la alveolitis se centra en aliviar el dolor y promover la cicatrización adecuada del alveolo dental. Aquí se presentan algunos métodos de tratamiento:


Limpieza y curación


El primer paso en el tratamiento de la alveolitis es limpiar cuidadosamente el alveolo para eliminar cualquier resto de alimentos o escombros que puedan estar presentes.


Esto ayuda a prevenir infecciones adicionales y permite que la herida comience a sanar.


Medicamentos


Los analgésicos son esenciales para el control del dolor en los pacientes con alveolitis. Pueden recetarse medicamentos más fuertes si el dolor es severo.


Además, los enjuagues antibacterianos o los antibióticos tópicos pueden ser utilizados para prevenir o tratar infecciones.


Apósitos medicados


Los dentistas pueden aplicar apósitos medicados directamente en el alveolo para proteger el hueso expuesto y aliviar el dolor.


Estos apósitos suelen contener analgésicos y agentes antibacterianos que ayudan a reducir la inflamación y promueven la cicatrización.


Cuidados en casa


Es crucial que los pacientes sigan cuidadosamente las instrucciones de cuidado en casa proporcionadas por su dentista.


Esto puede incluir evitar ciertos alimentos y bebidas, no fumar y mantener una higiene bucal adecuada sin perturbar el área afectada.


En conclusión, la alveolitis es una complicación común pero tratable que puede ocurrir después de una extracción dental.


Reconocer sus síntomas y buscar tratamiento rápidamente es esencial para minimizar el dolor y prevenir complicaciones adicionales.


En la Clínica Dental González Franco, tu clínica dental en León, estamos comprometidos con la salud bucodental de nuestros pacientes y ofrecemos el mejor cuidado y tratamiento para todas sus necesidades dentales. Recuerda, "cuidamos de tu sonrisa".


Para obtener más información sobre la alveolitis y otros tratamientos dentales, no dudes en contactarnos o visitar nuestra página web.


Estamos aquí para ayudarte a mantener una salud bucodental óptima y asegurarnos de que tengas una experiencia dental lo más cómoda y eficaz posible.

6 views0 comments

Comentarios


bottom of page