top of page
  • Writer's pictureClínica dental González Franco

Dientes sensibles: causas y soluciones

Los dientes sensibles pueden ser una molestia constante y afectar nuestra calidad de vida, Descubre sus causas, soluciones y como prevenirla.


La sensibilidad dental se caracteriza por una sensación de dolor agudo y breve al consumir alimentos o bebidas calientes, frías, dulces o ácidas, así como al cepillar los dientes.


Si sufres de dientes sensibles, es importante comprender las causas subyacentes y buscar soluciones adecuadas.


En este artículo, exploraremos las causas comunes de los dientes sensibles y proporcionaremos soluciones efectivas para aliviar el malestar.

sensibilidad-dental
Sensibilidad dental

Causas de los dientes sensibles


La sensibilidad dental puede tener diversos orígenes, entre los más comunes se encuentran los siguientes:


Desgaste del esmalte dental


El esmalte dental es la capa protectora que cubre la superficie de los dientes.


Cuando el esmalte se desgasta debido al cepillado vigoroso, el uso de cepillos de cerdas duras, el rechinar de dientes o el consumo excesivo de alimentos y bebidas ácidas, los nervios y tejidos internos del diente quedan expuestos, lo que puede causar sensibilidad dental.


Retracción de las encías


La recesión gingival ocurre cuando las encías retroceden, dejando expuestas las raíces de los dientes.


Las raíces dentales no están protegidas por esmalte y tienen una capa más delgada llamada cemento dental.


El cemento es más sensible y vulnerable a los estímulos externos, lo que puede causar sensibilidad dental.


Caries dentales


Las caries son la consecuencia del daño causado por la placa bacteriana en los dientes.


Cuando la caries se extiende y alcanza las capas más internas del diente, puede irritar los nervios y causar sensibilidad dental.


Soluciones para los dientes sensibles


En todo caso, si sufres de sensibilidad dental tienes que saber que no es algo irreversible y que tiene remedio. Estas son algunas de las soluciones que pueden ayudarte a aliviarla:


Usar una pasta de dientes para dientes sensibles


Existen pastas de dientes diseñadas específicamente para aliviar la sensibilidad dental.


Estas pastas de dientes contienen ingredientes especiales, como el nitrato de potasio o el fluoruro de estaño, que ayudan a bloquear los conductos microscópicos en el esmalte dental y reducir la sensibilidad.


Cepillado suave y con cepillo de cerdas suaves


Es importante cepillarse los dientes de manera suave y utilizar un cepillo de cerdas suaves para evitar el desgaste adicional del esmalte dental.


El cepillado suave y en movimientos circulares ayudará a mantener una buena higiene bucal sin dañar los dientes.


Evitar alimentos y bebidas ácidas


Limitar el consumo de alimentos y bebidas ácidas puede ayudar a prevenir el desgaste del esmalte dental.


Si consumes alimentos ácidos, es recomendable enjuagar la boca con agua después de consumirlos para neutralizar los ácidos y proteger los dientes.


Evitar el rechinar de dientes


Si sufres de bruxismo o rechinas los dientes durante la noche, es importante buscar soluciones para evitarlo.


El uso de protectores bucales o férulas nocturnas puede ayudar a proteger los dientes y reducir la sensibilidad dental causada por el rechinamiento.


Visitas regulares al dentista


Programar revisiones dentales periódicas es fundamental para identificar y tratar problemas dentales a tiempo.


El dentista podrá evaluar la sensibilidad dental, determinar su causa subyacente y recomendar tratamientos adicionales si es necesario, como selladores dentales, aplicaciones de flúor o empastes.


Prevención de la sensibilidad dental


Además de las soluciones mencionadas anteriormente, es importante adoptar hábitos saludables para prevenir la sensibilidad dental:


Mantén una buena higiene bucal


Cepíllate los dientes dos veces al día con una pasta de dientes fluorada y utiliza hilo dental diariamente para eliminar la placa bacteriana y prevenir la formación de caries.


Utiliza productos dentales adecuados


Utiliza un cepillo de cerdas suaves y cambia el cepillo cada tres meses o cuando las cerdas estén desgastadas.


Además, utiliza enjuagues bucales que no contengan alcohol, ya que el alcohol puede contribuir a la sequedad de la boca y aumentar la sensibilidad dental.


Evita el consumo excesivo de alimentos y bebidas ácidas


Reduce la ingesta de alimentos y bebidas ácidas, como los cítricos, los refrescos y los jugos cítricos, ya que pueden desgastar el esmalte dental y aumentar la sensibilidad.


Protégete los dientes durante la actividad física


Si practicas deportes de contacto, utiliza protectores bucales para evitar lesiones en los dientes que puedan causar sensibilidad dental.

protector-bucal
Protector bucal

Controla el estrés


El estrés puede contribuir al bruxismo y al rechinar de dientes, lo que puede desencadenar la sensibilidad dental.


Practica técnicas de relajación, como la meditación o el yoga, para reducir el estrés y prevenir el rechinamiento de dientes.


En conclusión, los dientes sensibles pueden ser tratados y aliviados siguiendo las soluciones mencionadas anteriormente.


Si la sensibilidad dental persiste o empeora, es importante consultar a un dentista para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.


Recuerda que mantener una buena higiene bucal y cuidar tus dientes de manera adecuada son fundamentales para prevenir y tratar la sensibilidad dental.


Y si tienes dudas, no dudes en preguntarnos, desde tu clínica dental en León estamos para ayudarte.

22 views0 comments

Comments


bottom of page