• Clínica dental González Franco

Enfermedades bucodentales más comunes y sus síntomas

Descubre cuáles son las enfermedades bucodentales más comunes, así como sus síntomas para poder diagnosticarlas y tratarlas adecuadamente.


Cuando hablamos de enfermedades bucodentales nos referimos a todas aquellas que afectan a la zona que la conforma, es decir dientes, mandíbula, encías, labios, lengua o paladar.


Si bien algunas de estas afecciones son leves, no se deben menoscabar ya que si no son tratadas de una forma adecuada podrían derivar en enfermedades más graves.


Por eso es importante saber detectar sus síntomas y de forma inmediata consultar con tu dentista para que te proporcione el diagnóstico y tratamiento adecuados.


Así pues, sin más dilación, vamos ya a enumerar estas enfermedades bucodentales recurrentes que debes reconocer:


Caries


Dentro de las enfermedades bucodentales, la caries dental es sin duda la más habitual, llegando a afectar a más del 90% de la población en algún momento de su vida.


Se trata de una infección bacteriana que ataca los dientes, destruyendo su parte más dura, el esmalte dental.


Si bien una higiene dental deficiente es su principal causa, existen otros factores que pueden influir en su aparición, como una mala alimentación, el consumo de determinados alimentos o incluso tener origen genético.


La caries no produce síntomas asociados al dolor hasta que ya ha profundizado en la pieza dental y afecta a la pulpa dental o al nervio, por lo que es muy importante detectarlas en las primeras fases para evitar problemas mayores.


Por ello la simple observación de los pequeños puntos negros en los dientes ya nos puede alertar de su presencia. También hay otros síntomas de caries como un cambio de color de la pieza dental, mal aliento, sensibilidad dental o la inflamación de la encía y el dolor en las más avanzadas.


Además, acudir a tu dentista 2 veces al año para hacerte una revisión, es sin duda una manera efectiva de detectar posibles caries que no se puedan observar a simple vista y así tratarlas adecuadamente.


Caries

Gingivitis y periodontitis


Siguiendo con las enfermedades bucodentales más frecuentes entre la población tenemos que hablar de la gingivitis, que afecta a cerca del 90% de la población y de estos, en torno a la mitad padecen periodontitis, que no deja de ser sino un empeoramiento de la gingivitis.


La gingivitis es la inflamación de las encías que se produce debido a la acumulación de placa bacteriana en estas.


Los síntomas, en este caso, son bastante visibles, ya que genera enrojecimiento de la encía, mayor sensibilidad y en ocasiones, sangrado.


En el caso de que la gingivitis se agrave, puede derivar en una periodontitis, cuyos síntomas principales son: enrojecimiento, sangrado, modificación de la textura y retracción de las encías.


No hay que dejar pasar los primeros síntomas de la gingivitis, ya que cuando empeora y deriva en periodontitis es más difícil de tratar y además, en sus fases más avanzadas puede llegar a provocar incluso la pérdida de piezas dentales.


Placa bacteriana y sarro


La placa bacteriana es una película incolora compuesta por bacterias y azúcares que se forma a partir de los residuos de nuestra dieta y de nuestra propia saliva, adhiriéndose sobre nuestros dientes.


Hay que decir que todos tenemos placa bacteriana, porque estas bacterias se forman constantemente en la boca.


La placa bacteriana es la principal causa de las caries y de enfermedades de las encías como la gingivitis y la periodontitis.


Para minimizar su efecto la higiene dental es clave, con el cepillado de los dientes y el uso adicional de seda dental o enjuague bucal.


Mientras tanto, el sarro se produce por la mineralización de la placa bacteriana, acumulándose especialmente en los dientes delanteros inferiores y en la parte posterior de los dientes superiores.


El sarro es perfectamente visible y también se nota al tacto con la lengua y la única forma de eliminarlo es con una limpieza bucal, que se recomienda hacer todos los años.


Bruxismo


El bruxismo es el hábito involuntario de apretar los dientes superiores e inferiores de forma continuada, lo que también se llama rechinar de dientes.


Esta enfermedad se estima que puede afectar hasta al 70% de la población y si no se trata a tiempo puede provocar el desgaste de las piezas dentales.


En cuanto a la sintomatología, son muchas las personas que padecen bruxismo y no lo saben, ya que suele producirse muchas veces mientras la persona duerme, por lo que en ocasiones es una segunda persona la que lo detecta.


Por eso se le llama la enfermedad silenciosa, aunque algunos síntomas que pueden darnos pistas de padecerlo podrían ser: hipersensibilidad dental, retracción de las encías, cansancio durante el día, desgaste de los dientes o dolores de cabeza y musculares en torno al cuello, mandíbulas y oídos.


Halitosis


La halitosis o mal aliento, es precisamente eso, un olor desagradable emitido a través de la boca.


Se estima que hasta un 30% de la población tiene o ha tenido halitosis, por lo que es una de las enfermedades bucodentales más comunes.


Relacionada muchas veces con un higiene bucodental inadecuada, también puede tener su origen en el consumo de ciertos alimentos o con fumar, aunque el consumo de algunos medicamentos y ciertas enfermedades sistemáticas lo pueden provocar.


Sobra decir que los síntomas son fácilmente detectables y en todo caso, se recomienda acudir al odontólogo para que descarte su relación con la presencia de caries o de otras enfermedades bucodentales.


Llagas o aftas


Y finalmente debemos hacer referencia a las llagas o aftas, con una prevalencia de en torno al 20% de la población y con mayor frecuencia entre niños y adolescentes, especialmente entre los 10 y 19 años de edad.


Son unas lesiones de tipo ulceroso que presentan una forma redondeada o de óvalo, con un color blanquecino en el centro y con un leve enrojecimiento alrededor.


Pueden aparecer en la lengua, en las mejillas internas, en las encías e incluso en la garganta, pudiendo tener diferentes orígenes, desde una higiene bucal deficiente hasta por una deficiencia del sistema inmune.


Se identifican perfectamente por el aspecto antes descrito y además suelen ser molestas y dolorosas.


Aftas

Estas serían las enfermedades bucodentales más frecuentes y su sintomatología, esperamos que este post te haya sido de utilidad y recuerda, que la mejor forma de evitar cualquiera de ellas es la prevención y el diagnóstico temprano, por lo que te esperamos en tu clínica dental en León siempre que quieras.


#CuidamosdetuSonrisa #ClínicaDentalenLeón


© Clínica dental González Franco, Número de registro sanitario:  24- C251-0128

Avda. Padre Isla 44, 24002 León  

987 24 03 65

  • White Facebook Icon
  • Instagram