• Clínica dental González Franco

El flúor y su importancia en la salud dental

Seguramente habrás oído muchas veces que el flúor es bueno para los dientes, pero... ¿Sabes realmente qué es? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Puede tener efector adversos?


Hoy en este artículo vamos a intentar sacarte de dudas y daremos respuesta a estas y otras preguntas relacionadas con el flúor y la salud de tus dientes.


Y para empezar por la pregunta más básica ¿Qué es el flúor? Se trata de un elemento natural que podemos encontrar en la corteza terrestre y que está igualmente presente en algunos alimentos o en depósitos de agua.


Sin embargo, es importante saber que el flúor no puede existir por sí solo y es creado a través de diversos procesos de electrólisis.


Propiedades del flúor en la salud dental


En primer lugar, hay que decir que el flúor tiene una función esencial en el proceso de formación de los y en el mantenimiento de la estructura ósea.


Si nos centramos en la salud de nuestros dientes, hay que diferenciar entre los beneficios del flúor antes y después de que estos erupcionen.


Antes de la erupción dental, es decir, antes de que los dientes atraviesen las encías, el flúor se concentra en los huesos y en los dientes en desarrollo de los niños, fortaleciendo el esmalte y proporcionando lo que se denomina como un "beneficio sistémico”.


Después de la erupción dental, una vez que los dientes ya han salido, el flúor ayuda a remineralizar el esmalte dental que con el paso del tiempo se va debilitando, ayudando a prevenir la caries, lo que proporciona un "beneficio tópico”.


esmalte-dental
Esmalte dental

No es que el flúor sea capaz por si mismo de eliminar las caries, sino que favorece el desarrollo de una capa externa de esmalte más fuerte, evitando así que la caries avance hacia partes más profundas de los dientes.


¿Cómo actúa el flúor en nuestros dientes?


Ya os hemos hablado en otras ocasiones sobre el biofilm dental, que se forma cuando los restos de comida y bacterias se acumulan en las superficies de nuestros dientes.


Una alimentación especialmente rica en azúcares puede ser determinante en la formación de biofilm dental, ya que estos azúcares se transforman en ácidos que disminuyen el pH de la boca.


Cuando el pH es inferior a 5,5 se produce la desmineralización del esmalte, que con el paso del tiempo genera surcos y grietas microscópicas en las piezas dentales y finalmente puede llegar a formar la caries dental.


La saliva es clave para prevenir este ataque porque recubre los dientes y aporta calcio y fosfato para reemplazar el que se ha perdido por la desmineralización.


Es aquí donde el flúor adquiere una gran importancia, ya que al entrar en contacto con la saliva presente en las superficies dentales, se combina con el calcio y el fosfato creando un sistema de protección muy destacado: la fluorapatita.


La fluorapatita es mucho más resistente a la caries y por lo tanto ayuda a proteger los dientes de una forma muy efectiva.


¿Cómo incorporar el flúor en el cuidado de nuestros dientes?


Fundamentalmente hay 2 formas en las que puedes incorporar el fluor para cuidar y proteger tus dientes.


En primer lugar a través de productos fluorados que puedes usar en tu higiene bucodental diaria como pastas dientes y enjuagues bucales y a través de tratamientos específicos en el dentista.


pasta-dientes-fluor
Pasta de dientes con flúor

En segundo lugar de forma sistemática con el consumo de agua, alimentos ricos en flúor y suplementos dietéticos. En este sentido los alimentos más ricos en flúor son, entre otros:

  • Agua fluorada (Las concentración óptima de fluoruro en el agua de consumo oscila entre 0,7 y 1,2 mg/litro).

  • Pescados como sardinas, salmón o bacalao

  • Mariscos

  • Pollo

  • Verduras de hoja verde como la lechuga y las espinacas

  • Patatas

  • Naranjas

  • Cebollas

  • Cereales integrales

¿Pueden usar los niños pasta de dientes con flúor?


En los últimos años se han realizado diversos estudios sobre cómo afecta el exceso de flúor en el organismo al sistema nervioso central y por eso ha existido controversia sobre el la conveniencia de usar productos enriquecidos en flúor en niños pequeños.


La recomendación general por parte de pediatras y dentistas es que desde la salida del primer diente y hasta los 3 años se use una pasta de dientes con 1.000 ppm de flúor y en una cantidad equivalente a un granito de arroz en cada cepillado.


Entre los 3 años y los 6 años pastas de dientes con 1.000 ppm de flúor y en la medida de un guisante sobre el cepillo de dientes.


Y para niños mayores de 5-6 años ya pueden usar pastas de dientes con una concentración de hasta 1450 ppm de flúor y con esa misma medida de un guisante.


La fluorosis dental


Aunque no es muy frecuente, existe un posible efecto adverso sobre los dientes derivado del consumo de flúor, la fluorosis dental.


Y es que si bien es cierto que el fluoruro es un compuesto de origen natural, puede llegar a causar efectos secundarios cuando se consume en grandes dosis.


La fluorosis dental se produce precisamente cuando ocurre esto, cuando se consume demasiado flúor y los dientes aún se están en formación.


Los síntomas de la fluorosis dental son leves y meramente estéticos, ya que consisten únicamente en la aparición de manchas blancas en la superficie de los dientes.


Suele afectar a niños menores de 8 años que aún tienen dientes permanentes pendientes de erupcionar.


Es conveniente vigilar a los niños más pequeños a la hora de cepillarse los dientes para evitar que se traguen la pasta de dientes, especialmente si contiene flúor. De esta forma el riesgo de desarrollar fluorosis dental se reduce de forma considerable.


Esperamos que este post os haya resultado interesante y os haya permitido conocer un poco más sobre como influye el flúor en nuestra salud dental. En cualquier caso, para cualquier consulta ya sabéis que desde vuestra clínica dental en León os atenderemos encantados.



12 views0 comments

Recent Posts

See All